El Saltador de las Lañas, un lugar inolvidable

El Saltador de las Lañas es uno de los rincones más polius* de la sierra de Guara. Se localiza en la cabecera del río Mascún. A pesar de lo agreste del lugar, alcanzarlo no está limitado exclusivamente a barranquistas. Los senderistas como yo también podemos disfrutar de este espectacular rincón como así lo hice en la primavera pasada. Y un detalle importante es que no siempre baja agua por el río. Con lo que es recomendable elegir el invierno o la primavera para acercarse ya que con el cauce seco pierde gran parte de su encanto.

*Poliu: Bello.

cañon_mascun Su acceso es complejo ya que se encuentra situado en plena sierra, luen* de carreteras y lugares habitados. Por el sur se puede llegar desde la población de Rodellar, donde termina la carretera local. Desde esta población parte un sendero que toma dirección al pueblo deshabitado de Otín, para lo cual es necesario descender al barranco del Mascún. La senda asciende paulatinamente pasando junto a las agujas rocosas de la Ciudadela y la Cuca Bellosta. Tras pasar junto a varios quejigos milenarios se alcanza Otín. Tomando el cercano barranco de Raisén parte una senda que discurre por una repisa no apta para los que sufren de vértigo. Cuatro horas después de iniciar la marcha se alcanza la zona inferior de la cascada.

*Luen: Lejos.

saltador_lañas_1Otra opción es por el norte, desde la localidad de Las Bellostas, una pequeña aldea habitada hasta donde se puede llegar en coche por una pista asfaltada. Tomando el sendero GR-1 se pasa por el despoblado de Bagüeste, y antes de llegar a Letosa, otro pequeño despoblado, parte el desvío que recorre el cauce hasta llegar a la parte alta de esta espectacular cascada. En esta ocasión serán necesarias dos horas de caminata. El inconveniente es que el descenso a su parte baja es bastante complicado, pero las vistas desde su cabecera y desde los laterales del barranco dejan bien satisfecho al visitante.

saltador_lañas_3El Saltador de las Lañas está situado en el fondo de un umbrío circo rocoso y consta de varias pozas escalonadas que en su conjunto conforman una altura de 30 metros. Si tenemos suerte podemos observar a los barranquistas realizando los rápeles para salvar este primer obstáculo del Cañón del Mascún. El primer desnivel puede realizarse rapelando o también mediante un salto ya que su altura es de 8 metros. Tras el paso a una badina inferior, el resto del descenso debe realizarse con el apoyo de cuerdas.  Se trata de los 20 metros restantes para salvar el salto del agua que se precipita en varias direcciones. El agua se recoge en una gran badina de color verde turquesa.  El color de estas cristalinas aguas se repite en todas badinas de la Sierra de Guara. El paisaje kárstico del cual forma parte origina la disolución de la roca caliza lo cual da lugar a este característico color de sus aguas. Y la erosión ha originado unos cañones que son la marca que distingue a esta sierra prepirenaica. Un claro ejemplo es el cañón del río Mascún, y el Saltador de las Lañas, un lugar de esos que quedan grabados en la retina para siempre.

saltador_lañas_2

Anuncios

La Camarera, una acequia con siglos de historia

La acequia de Camarera discurre por el mismo trazado desde hace más de siete siglos, y durante las últimas décadas va acompañando también mi vida. Ya de niño recuerdo los inolvidables veranos en los cuales disfrutaba del baño en el azud de donde parten sus aguas, e incluso en la misma acequia. ¡ Qué buenos recuerdos guardo de esos días de campo que allí pasé con mi familia !  A lo largo de mi vida, y sin saberlo, habré comido cientos de hortalizas y frutas de campos regados por esta acequia. Y desde hace poco vuelvo a disfrutar de sus aguas, en una torre* que he comprado recientemente. Cada vez que abro la tajadera disfruto del dulce corretear de sus aguas. Y gracias a su efecto milagroso veo cómo crecen hortalizas, y cómo los árboles se llenan de frutas. Mi vida discurre en paralelo a esta acequia, y así espero que lo siga haciendo.

*Torre: Casa de campo.
azudcamarera

El sistema de riegos del bajo Gállego, en las cercanías de la ciudad de Zaragoza, está formado por varias acequias las cuales toman aguas del río en diferentes puntos. Se trata de las acequias de Candevanía y Camarera que parten del azud situado cerca del pueblo de Ontinar del Salz; la acequia del Rabal del azud enclavado entre San Mateo de Gállego y Villanueva de Gállego; y finalmente la acequia del Urdán que recibe las aguas del azud ubicado junto a la Cartuja de Aula Dei. La margen derecha es regada por las acequias de Candevanía y Rabal, y la margen izquierda por las acequias de Camarera y Urdán.

sanmateogallego

El Establecimiento de Camarera fue fundado en el año 1.263 por el rey Jaime I el Conquistador a petición de un camarero de su corte, y como reconocimiento a su buen trabajo. Para ello fue necesario construir un azud en el río Gállego, el cual derivó aguas para el riego de las huertas de San Mateo de Gállego, por cuyo casco urbano se hizo pasar la acequia. Posteriormente se agregaron otros municipios como Zuera y Peñaflor, momento en que se constituyó la Junta de la Acequia. En 1406, se adhiere al uso y disfrute con pleno derecho Villamayor y los Herederos del Término de Mamblas. Hasta entonces los regantes de esta zona sólo disfrutaban de las aguas sobrantes. Esta estructura se mantendrá hasta 1.787 cuando el Capítulo general de Mamblas solicita del rey Carlos IV el nombramiento de un Juez Protector que asuma la construcción de un nuevo azud y la dirección de la acequia. Las obras del nuevo azud fueron terminadas en 1.790, con una anchura inicial de 320 metros. En el año 1.831 se redactaron unas nuevas ordenanzas para el gobierno y dirección del Establecimiento de Camarera que fueron aprobadas en 1.831, las cuales siguen vigentes a día de hoy con algunas modificaciones.

acequiacamarera

La acequia de Camarera, que también recibe el nombre de Candeclaus, nace el azud situado a poco más de un kilómetro de Ontinar del Salz, al norte de Zuera. Se benefician de sus aguas los municipios de Zuera, San Mateo de Gállego, Villamayor de Gállego y Zaragoza en sus vicos* de Peñaflor, Santa Isabel y Montañana. La concesión para derivar aguas es de 4.550 litros al segundo para un total de 4.736 hectáreas. De ellas unas cuatrocientas en Zuera, otras cuatrocientas en San Mateo de Gállego, más de ochocientas en Peñaflor, casi mil seiscientas en Villamayor de Gállego y mil doscientas en Mamblas (Santa Isabel y Montañana). Este caudal supone una concesión unitaria de casi un litro al segundo por hectárea durante las veinticuatro horas del día. Se trata de un volumen adecuado a las necesidades aunque, siendo el río Gállego un curso de estiajes estivales profundos, el respeto de los turnos de riego o adores es exigido con mayor rigurosidad en verano, para evitar que los últimos regantes se queden sin agua.

*Vico: Barrio.
villamayorgallego

El trazado de la acequia principal de Camarera tiene un recorrido de unos 26 kilómetros. Atraviesa el casco urbano de San Mateo de Gállego, siendo uno de los elementos más característicos de este municipio. Cerca de la Cartuja de Aula Dei la acequia se divide en varias acequias menores que distribuyen el agua en el término de Mamblas y Villamayor, la zona más extensa de riego. La acequia Madre de Mamblas atraviesa el casco urbano de Montañana, mientras que con la acequia de Villamayor y de Mamblas se reparten las aguas en dirección a Villamayor de Gállego. Sus aguas se diluyen en las huertas que forman el paisaje verde que queda delimitado por la carretera de Barcelona y el polígono de Malpica.

CUENCA CAMARERA